8.jpg
Siendo uno de los atractivos turísticos naturales más importantes de Sudamérica, los denominados “Baños del Inca” se hallan compuestos sobre todo de un balneario de aguas termales, que llegan en algunos casos hasta los 80º C, y que son considerados como los más importantes del continente por sus propiedades curativas. Para arribar a los mismos, sólo tenemos que recorrer seis kilómetros desde la capital Lima.

Lo interesante del caso, para los amantes de la historia, es que allí también se ha escrito la base del moderno Perú, a sabiendas de que en este sitio se relajaron Pachacútec, Túpac Yupanqui y sus hijos Huáscar y Atahualpa; siendo este último el anfitrión de Francisco Pizarro cuando fue conquistada Cajamarca en 1532, lo que provocó el posterior asentamiento de españoles en la región.

A los pocos metros, podemos encontrarnos también con una gran laguna artificial donde se aprecia la crianza y pesca de trucha, que lógicamente se ha convertido en un medio de vida para los residentes locales. En tanto, los “perolitos”, como se denominan a las aguas termales, se encuentran separados en grupos, los que se encuentran en el moderno Complejo Turístico de Baños del Inca, donde se atienden a los turistas tanto nacionales como extranjeros.

Los amantes de la arqueología también harán de este un sitio sumamente entretenido, ya que pueden acercase a las pinturas Rupestres de Callacpuma, que se encuentran a dos kilómetros de allí, y cuenta con yacimientos de más de 3000 años de antigüedad. En las inmediaciones, encontramos desde hoteles cinco estrellas, hasta casas que alquilan piezas, así que se trata de un sitio apto para cualquier tipo de turismo.

Vía: Sumaq Perú
Imagen: E Magister