rally.jpg

Como sucede en todo evento deportivo extremo, ésta vez no el Rally Dakar no estuvo exento de accidentes, y 8 turistas quedaron heridos luego que su vehículo chocara. De todas formas, esta tragedia no debe quitar el ánimo para tomar una oferta de vuelo a Lima.

El vehículo que estaban usando los turistas ecuatorianos, era un buggy, que transitó por el desierto de Ica hasta que chocaron. Por lo que se sabe hasta ahora, 7 turistas tienen heridas leves y uno esta grave en la unidad de cuidados intensivos en el Hospital Regional de Ica.

Para variar, y lo que es bastante común en esta clase de accidentes, el conductor del buggy, se dio a la fuga. Por mientras, la policía tiene que buscarlo hasta dar con su paradero.

Al parecer, los turistas no conocían al conductor, y para dimensionar lo grave de todo esto, un buggy no es un juguete. Muchos creen que por el hecho de ir por la arena las eventuales caídas serán suaves y amortiguadas. ¿Pero qué pasa si te cae la máquina encima?.

Hace poco vi un hombre que se lanzó en la nieve, encerrado en una pelota plástica, y murió porque la pelota se salió del camino y con la velocidad, cayó a un precipicio donde había troncos, rocas y nieve. Y éstos se creen que porque van amarrados dentro de la pelota no les pasará nada.

Por lo que veo siempre en este tipo de noticias, es que los visitantes de espectáculos toman muy pocas medidas de seguridad y esperan que la organización del lugar lo haya previsto todo por ellos, confiándose como ovejas. Es común ver chicos parados justo al borde de un camino donde pasan autos corriendo a toda velocidad, y ahí me pregunto, si acaso la gente no se da cuenta, o no quiere darse cuenta del riesgo al que se exponen.

Foto/ Flickr (Viajesyturismoaldia)