cusco.jpg

En el Cusco, en pleno Valle Sagrado, hay un sitio donde descansar es un privilegio de dioses, aún cuando el lodge Casa Redonda, sea un sitio económico. Sus entornos y el silencio del lugar, hacen que sea un sitio único y con una belleza mística. Además, hay que aprovechar que hay una extensa oferta de vuelos a Lima, para pasar a conocer las maravillas del Cusco y su Valle Sagrado.

El lodge ofrece actividades a través del Valle Sagrado, dando a conocer sitios arqueológicos interesantes, además de una flora y fauna rica y variada. Hay también ofertas de aventura en moto, cuatrimoto, cabalgatas a caballo, mountain bike, rafting en el río Urubamba, y visitas a los mercados andinos, además de la posibilidad de apuntarse en clases de cerámica local, o aprender el arte de hacer textiles.

Los lodges, han sido construidos con un estilo rústico y andino, con formas redondeadas muy armónicas, orientado a personas que aprecian convivir en ambientes de naturaleza, que quieren practicar deporte aventura y conocer otras culturas, además de experimentar la intensa energía que se genera por estos entornos.

Este lugar, cuenta con detalles finos y un servicio de calidad, que se caracteriza por ser muy hospitalario. Hay servicios de desayuno, trasporte, médico y cambio de monedas, además de lavandería, tv cable y teléfono.

En los circuitos que se ofrecen a caballo, a través de Ollantaytambo, y las canteras de Cachiccata, se consigue conocer en un inicio, un Puente Inca milenario, que es también la vía de acceso a una ciudad Inca viviente.

Cuando se cruza ese puente, se puede visualizar que los incas tuvieron un nivel de tecnología superior, y un nivel muy alto en todo lo que respecta a ingeniería. Cuando se va a caballo por esta zona, se puede apreciar el paisaje intenso y verde, con formas originales, y por cierto, el Mirador de la Pirámide de Pakarictampu, desde donde se puede ver todo el valle.

Vía/ Casaredondalodge, Foto/ Flickr (Titoalfredo)