111.jpg
Así como la Coca Cola está sentada como bebida en todo el mundo, en Perú los residentes suelen inclinarse también, y prácticamente con la misma insistencia, en su competidora local, la Inca Kola. Esta bebida, que ha sido distribuida incluso en otros países limítrofes en los últimos años, viene fabricándose y llegando al mercado desde el año 1935, cuando fuera inventada por Joseph R. Lindley,1 de origen británico, en el Distrito del Rímac, cerca de la capital Lima.

Al contrario de la norteamericana, no obstante, esta bebida no tiene el característico color negro, sino que destaca por una especie de dorado, y su sabor dulce, desde luego. Entre los muchos ingredientes que la conforman, el más importante de ellos es la planta hierba luisa, una hierba originaria de las regiones tropicales de Asia, aunque sucede en estos casos, su fórmula se guarda en absoluta reserva.

En el ámbito local, aunque normalmente esta bebida suele acompañar tanto a los platos de la gastronomía del Perú, se ha hecho una excepción entre las comidas foráneas en los últimos tiempos, permitiendo que también se sirva junto a platos propios de Asia, de donde vienen algunos de sus ingredientes. La bebida puede encontrarse actualmente tanto en botellas de plástico como de vidrio.

Lo más curioso del caso tal vez sea que Inca Kola es una de las dos bebidas gaseosas en el mundo que en su país de origen superan ampliamente en ventas a la Coca Cola. Sin embargo, esto determinó que en 1999, la gigante multinacional estadounidense, adquiriera el 49% de las acciones de Inca Kola, por 300 millones de dólares.

Vía: Diario del Viajero
Imagen: Yo Culinario