6.jpg

Ubicada en el distrito de Amantaní, en la región de Puno, Perú, sobre el Lago Titicaca, la isla de Taquile se encuentra situada a 45 kilómetros de la capital regional. Cuenta actualmente con unos 3.000 habitantes, y su villa principal se encuentra a casi 4.000 metros sobre el nivel del mar, aunque el punto más alto de la isla llega a superarlos. Una de las cualidades distintivas de este sitio es que allí se habla la lengua “quechua”.

Hay que destacar que este espacio formó parte del Imperio Incaico por lo que hasta el día de hoy se pueden apreciar algunos restos arqueológicos, y de hecho, se trató de una de las últimas localidades peruanas que cayeron bajo dominio de los españoles, por la ferocidad de sus guerreros. Cuando los europeos prohibieron las ropas incaicas, los lugareños adoptaron unas vestimentas típicas que utilizan hasta el día de hoy.

De hecho, es común que los turistas muestren un gran interés por este apartado, ya que las prendas que utilizan conservan mucha reminiscencia de tiempos precolombinos tanto en su calidad, diseño y simbología. Normalmente, la mujer viste una blusa roja y muchas faldas multicolores, recubiertas con una amplia falda negra, mientras que el hombre suele usar un pantalón tejido de color negro, y una camisa blanca es recubierta por un chaleco corto.

También es común visitar en la zona las antiguas torres que aún se mantienen en pie, muchas de las cuales tenían relación con los funerales de la época, y algunas de las cuales incluyen detalles en piedra labrada. Finalmente, Taquile cuenta también con una estación de radio que funciona a base de generadores, sin embargo los lugareños han decidido no usarlos y optar por paneles solares. Como curiosidad, en la isla no habita ningún perro.

Vía: Isla de Taquile
Imagen: Ser Turista