61.jpg

Ubicadas en pleno desierto de Nazca, dentro de las Pampas de Jumana, entre las poblaciones de Nazca y Palpa, se trata de elementos que fueron trazados por las antiguas culturas locales, y que se hallan configurados por cientros de formas que abarcan desde diseños tan simples como líneas hasta complejas figuras zoomorfas, fitomorfas y geométricas; que hoy poseen un impresionante atractivo turístico.

Gracias a estas figuras trazadas sobre el suelo terrestre, la UNESCO consideró que esta zona pertenece a los Patrimonios de la Humanidad, destacándola de esa forma en 1994. No obstante, hay que destacar también que desde entonces han sufrido graves daños por la construcción de la autopista panamericana y los vehículos 4×4 que por allí se desplazan.

Aunque los historiadores no se encuentran totalmente seguros al respecto, se cree que los primeros habitantes de la zona aparecieron hace cerca de diez mil años, aunque recién se tiene constancia del desarrollo de culturas definidas mucho tiempo después, como por ejemplos las ubicadas en Paracas, Nazca y el Tiahuanaco costeño.

Por otro lado, es importante saber que la primera referencia a dichas figuras se debe al conquistador Pedro Cieza de León, que las halló en 1547, aunque los científicos recién se acercaron a ellas en los dos últimos siglos. Entre todos los dibujos que se pueden apreciar en este sitio, sobresalen especialmente los de los pájaros y distintas aves, siendo que algunos de ellos poseen más de 250 metros de largo.

Vía: Arqueología del Perú
Imagen: Virtual Perú