Tal como les decía antes, el Club La Noche, es el mejor club de música en vivo de la ciudad, que ocupa una casa de varios pisos al final de la avenida peatonal de Sánchez Carrión, donde se muestra casi todos los días exposiciones y proyectos así como un concurso de fotografía al año, un entretenido festival de Jazz, y una serie de tocatas de música rock interpretada por bandas locales.

12.jpg

El Club Gótica es una especie de iglesia oscura en su infraestructura, y sus visitantes, son todos glamorosos y cool, normalmente modelos, jóvenes y fashionistas que llegan ahí a lucir sus últimas creaciones y su look. Este es uno de los mejores lugares para escuchar y bailar la música electrónica.

Y hay más en Miraflores, porque está también el Huaringas, que está ubicado dentro del restaurante Brujas del Cachiche. Este lugar se hizo famoso por sus exquisitos cócteles, en especial el pisco y las demás bebidas combinadas con el pisco peruano, que es bastante bueno.

La historia de los tres Huaringas se caracteriza por ir captando para sus shows a los mejores intérpretes locales en diversos géneros, como música acústica, jazz, rock y electrónica. Todo mezclado con un agradable ambiente, cócteles deliciosos, aperitivos grandes y una decoración elegante.

En Barranco está La Posada del Ángel, un bar con una iluminación tenue y aroma a incienso perfumado. Aquí se acostumbra a tocar música en vivo y de la Trova, un popular género musical cubano que abarca una gran variedad de canciones y ritmos, como la guaracha, el son, el bolero y la rumba.

La atmósfera de la Posada del Ángel encanta, ya que la decoración está cargada de antigüedades y ángeles, que te acompañan mientras degustas un frío refresco de sangría.

Foto: flickr