Al antiguo Perú se le conoce como la tierra del oro, y se le relaciona normalmente con la historia del Imperio Inca, el cual duró muy poco, hasta que llegaron los españoles en el siglo XVI, llegada que fue precedida por la vida de desarrolladas culturas, como la Nasca, Mochi, Paracas y Wari.

11.jpg

En las afueras de la ciudad de Chiclayo, en Lambayeque, pueden ir a visitar el Museo Tumbas Reales de Sipán, un museo que reúne el talento y la destreza de los peruanos antiguos y modernos. La arquitectura del museo fue cuidadosamente diseñada por el arquitecto Celso Prado, quien se inspiro en la arqueología de la cultura Mochica. Las formas del museo permiten exhibir y proteger eficazmente las piezas de oro rescatadas por el arqueólogo Walter Alva en los años 80. Casi todos los restos rescatados, pertenecieron al Señor Sipán, un gobernador brillante que reinó hace unos 1.700 años atrás.

2.jpg

El museo pareciera ser una pirámide que alberga y protege una gran cantidad de piezas de la luz solar. En el museo hay cientos de piezas de cerámica y joyería además de una representación del Señor de Sipán. Los alrededores del museo no dejan de ser interesantes, ya que ofrecen una variedad de atracciones, como un sitio arqueológico donde se encontró al propio Señor de Sipán.

Las piezas de este museo han sido reconocidas por prestigiosas revistas como Times y National Geographic. Sin duda, este es uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes de los últimos tiempos, y antes de llegar a este sitio, las colecciones han recorrido varios países de Europa, Estados Unidos y Japón.

Para los próximos 100 años el plan es tener aquí un museo que propague la cultura y las artesanías ancestrales.

Fotos: flickr, flickr