panetone.jpg

En Perú, las navidades son tranquilizadoramente familiares, y todos buscan reunirse con sus seres queridos, por lo que no es mala idea tomar una oferta de vuelos a Lima antes de esas fechas, ya que encima de esos días, se hace complicado encontrar pasajes. Lo normal es ver árboles de navidad bien adornados, repartidos por las plazas y las calles de la ciudad. Se pueden ver viejos pascueros gritando en medio del calor, mientras los padres salen en busca de regalos para sus retoños.

Los peruanos tienen tradiciones bien definidas para celebrar la Navidad, las que incluyen la comida, bebida, la decoración y hasta el orden de los acontecimientos.

La celebración navideña llega cada año el 24 de diciembre, cuando se da inicio a la Nochebuena, más conocida en este país como La Noche Buena. Este día, toda la familia se reúne, y es común ver cómo algunos salen a dar su vuelta por la plaza principal, ver coros y niños en medio de un ambiente festivo. También es común ver como la gente pasa a visitar a sus familiares y amigos. En Cuzco, la plaza principal alberga un evento donde se comercializan santitos, y donde todos los artesanos venden imágenes típicas de la navidad, hechas a mano.

A eso de las 10 de la noche, en todas las iglesias peruanas se celebra la tradicional Misa de Gallo, una misa donde asisten siempre los más devotos. Mientras se realiza la misa, es normal que la gente que queda en sus casas, vaya preparando la cena que se van a servir a la medianoche.

Lo más común en las ciudades, es que los niños abran sus regalos la medianoche del 24, pero en las comunidades andinas, los regalos se deben abrir el 6 de enero, cuando es la Adoración de los Reyes Magos.

Luego de la apertura de los regalos, los niños se tienen que ir a dormir, y los adultos recién comienzan su día, con algo para beber, de ahí que el 25 sea un día bastante flojo.

Los pesebres típicos peruanos, incluyen algunas llamas y alpacas, reemplazando las imágenes bíblicas que incluyen burros, bueyes y camellos. Otra decoración típica son los belenes o pesebres portátiles llamados retablos. Los retablos son escenas tridimensionales, contenidos en una caja rectangular con dos puertas en la parte delantera. Estos retablos los venden todo el año en las regiones andinas. Los retablos vendrían a reemplazar al pesebre

Las comidas tradicionales típicas de navidad, giran en torno al pavo asado, pero hay familias que se sientan en torno a un lechón, o chanchito asado.

Hay otras variaciones regionales como los platos de pescado en la costa. Típica la pachamanca andina en el altiplano, o el pollo asado salvaje, que no es más que una gallina de campo asada al horno. El puré de manzana y los tamales son acompañamientos comunes en las mesas navideñas peruanas.
También es clásico ver un panetón o pan dulce de origen italiano, lleno de pasas y frutas confitadas. Los peruanos se sirven su panetón con chocolate caliente, una bebida tradicional de la Navidad peruana, aun cuando en las zonas de selva, haga un calor sofocante. El chocolate peruano tiene sabor a clavo de olor y canela.

Como es de pensarse, los días previos y posteriores a la Navidad, la gente viaja bastante, por lo que es difícil encontrar pasajes, y es normal ver que aeropuertos y terminales de buses estén llenos. El 25 de diciembre es un día de fiesta nacional, por lo que todo el comercio cierra y el 26 retoman la normalidad, así que, sólo para estar más seguros, sería bueno que compren cualquier cosa de emergencia que necesiten el 24 a más tardar.

Foto/ Flickr (Jovike)