sagra2.jpg

En Lima, siempre están abriéndose cosas nuevas, y el Sagra es uno de ellos. Situado en el distrito de Miraflores, el restaurante Sagra tiene una obra de arte que se nota apenas se entra al lugar, la cual embellece las paredes y acompaña a la música, combinándose para crear un ambiente perfecto.

sagra1.jpg

Sagra, es una palabra quechua, que significa “pequeño diablo” o “la fábrica de travesuras”. Los propietarios del restaurante tratan de incorporar esta leyenda en las comidas y el ambiente del lugar.

sagra3.jpg

Cuando observan el edificio, pueden notar que este, todavía conserva sus vigas originales, y que los ornamentos y muebles, se entremezclan, dejando lo nuevo y lo viejo a la vista como uno sólo. Así es como aparece frente a los ojos, modernas sillas de colores, pantallas de lámparas con forma de estrella, encimeras de mármol, además de mesas y cojines con cuentas, de los típicos que se llevan en la escuela cusqueña.

sagra4.jpg

Es algo complicado distinguir entre el baño de los hombres y las mujeres, por a combinación de luces y la decoración que llevan, con un toque burlesco.
La carta de vinos todavía se encuentra en elaboración, mientras la carta de cocteles, ya se puso en marcha. Los lotes de piscos macerados que hay para elegir, se dejan macerar durante una semana antes de ser utilizados.

sagra5.jpg

Hay un pisco que se sirve con extracto de uña de gato, la que le da a la bebida, un sabor seco. Los vasos de color verde y blanco, están hechos con botellas viejas recortadas. En el Sagra, todo se recicla y reutiliza. Incluso, todas las sillas y pinturas están a la venta. Después habrá una galería. Comprar y comer se transformara en una fórmula ganadora.

Todos los helados del Sagra, se hacen de modo artesanal, con una maquina importada desde Italia. Hay platos de pasta, pescados, ñoquis a la huancaína, sopas y postres exquisitos. Como dato para el viajero, los 3 mejores platos del Sagra son los raviolis a la huancaína, ají de gallina y arroz con leche.

En poco tiempo más, se va a abrir la terraza y todo el edificio estará disponible para eventos y funciones.

Vía/ Livinginperu