5.JPG

Esta zona protegida de Perú, se encuentra ubicada en la provincia de Pisco, siendo declarada como tal en el año 1975. En su momento, fue levantado con la intención de conservar una porción del mar y del desierto del Perú, dando protección a las diversas especies de flora y fauna silvestres que allí viven.

Una de las cuestiones interesantes acerca de este espacio, es que se encuentra en el departamento del Ica, motivo por el cual ocupa una de las zonas más desérticas de todo el territorio peruano. Sin embargo, la zona marítima sí es sumamente rica, ya que sus afloramientos de aguas extremadamente frías producen una gran abundancia de plancton que nutre a peces, crustáceos y moluscos.

También, gracias a su importancia como lugar de descanso y alimentación para especies migratorias en 1991 fue elevada a la categoría de Reserva Regional de la Red Hemisférica para aves playeras, lo que elevó la cantidad de turistas que la visitan regularmente.

Dos de las visitas más comunes dentro de este territorio son las del denominado “Candelabro”, un geoglifo ubicado en la zona noroeste de la bahía de Paracas, que tiene una extensión de 120 metros, y que suele ser denominada también como “Tres Cruces” o “Tridente”.

El otro de los paisajes que no se pueden perder de vista es la Catedral, una impresionante formación rocosa, que se ha causado por la erosión del mar y el viento a lo largo de los siglos, que hace recordar, por su forma cóncava en la cima, a las cúpulas de las catedrales europeas.

Vía: Paracas
Imagen: Hospedaje Miramar Pisco