hemingway.jpg

Durante la década de los 50, la pesca de caza era la actividad más grande que se desarrollaba en Perú.

En el Océano Pacífico, frente a la costa norte de Cabo Blanco, hubo un lugar conocido como Marlin Boulevard, donde se registró la pesca de peces con estructuras óseas tan grandes, que hasta el día de hoy no han encontrado nada similar.

El pescador de caza que obtuvo el pez más grande del lugar, fue Ernest Hemingway, un hombre que hasta nuestros días es recordado con orgullo en el Perú.

La pesca de Hemingway, fue un día de fiesta del trabajo, cuando llegó con un equipo del estudio Warner a hacer la versión cinematográfica de su libro “El Viejo y el Mar”. En Cabo Blanco, donde estaba originalmente el club de pesca de aquellos años, hoy ya casi no queda nada.

La pequeña ciudad se compone de los pescadores y sus familias, apenas viven unos pocos cientos de personas. Muchas familias limeñas van a pasar allí un fin de semana, mientras que en invierno, se llena de surfistas provenientes de muchos lugares del mundo, no sólo de Lima.

Los lugareños, siempre recuerdan a Hemingway, aunque según cuenta la leyenda local, al menos dos veces al mes pasan por el lugar, aficionados a la vida de este destacado escritor. En el restaurante Cabo Blanco podrán averiguar mucho más del escritor, ya que el dueño fue ex camarero del legendario club de pesca.

Hemigway inspiró su libro en los paisajes marinos y silenciosos que rodean el lugar. En realidad, cualquier escritor podría inspirarse con una pasada por un lugar como este.

Vía/ Andeancurrents