5.jpg

Templo de la historia de la civilización que lleva el mismo nombre, y que surgiera en el continente americano al mismo tiempo que en el resto del mundo comenzaba la colonización de corrientes de egipcios, indios y chinos, la Ciudad Sagrada de Caral es uno de los elementos culturales más importantes que podemos visitar en nuestro recorrido por Perú.

La misma, levantada en un territorio con fuertes contrastes geográficos, fue en un primer momento sustentada en base a una economía con fuerte hincapié en la pesca y la agricultura, nucleando poblaciones de costa, sierra y selva andina en el Área Norcentral del Perú. Una de las curiosidades es que allí, según se tiene constancia, se produjo el primer gobierno central en la historia del país, mediante la utilización del concepto de “estado”.

Además, las excavaciones realizadas en las últimas décadas en el lugar, han permitido observar que todo lo que se encuentra enterrado tiene que ver con la religiosidad que emanaba esta cultura, desde fogones para ofrendas, hasta señas de rituales, y esto no tiene que ver sólo con los que son considerados espacios públicos, sino que dentro de los restos de viviendas se han encontrado elementos similares.

Para llegar a este sitio, debemos recorrer la parte inicial del valle medio del río Supe, en la provincia de Barranca, al norte de Lima, a la altura del kilómetro 184 de la carretera Panamericana, una ruta que de por sí muestra muchos de los 19 asentamientos similares del mismo período de la historia peruana, en unos 40 kilómetros de longitud.

Vía: Caral Perú
Imagen: Mestizaje Cultural