Barranco es una especial mezcla de ciudad y país, ubicado en un semicírculo formado por los distritos de Miraflores, Surco y Chorrillos, contribuyendo a darle un carácter multiétnico. Este sitio tiene fama por ser frecuentado por jóvenes de Lima y los visitantes del extranjero, que llegan en cantidades considerables acá.

13.jpg

Todos los fines de semana, aquí se llena de gente, y podemos ver todos los bares y restaurantes que rodean la plaza y el parque municipal repletos de gente que come de todo, desde pizzas hasta papas a la huancaína, esa papa con salsa de queso ligeramente picante.

Durante los días de semana, la vida aquí vuelve a la normalidad y regresan los mismos de siempre, que ya conocen sus caras de memoria porque siempre se han visto, y juntarse aquí durante los días de semana es una especie de ritual donde todos tienen algo que hacer o hablar, o por ultimo simplemente sentarse a leer su periódico favorito.

22.jpg

Muy cerca de la plaza hay una calle peatonal con dirección al océano, la famosa Baos de bajada. Allí hay casas muy simples, con amplias terrazas fabricadas en madera, aunque también, entre medio, se puede ver un restaurante elegante cubierto de helechos que dan sombra. Según algunos dicen, por esta calle antes corría un rio que llegaba al Pacífico.

Hoy en día, lo único que corre por esta calle son los niños que van camino a la playa y una que otra pareja ocasional que llega a caminar tranquilamente por aquí. Este viejo puente, que aún se conserva sólido ha sido inspiración de poetas y compositores como Chabuca Granda, conocido por todos los limeños.

3.jpg

Según cuenta la leyenda, Barranco se construyó después de que apareciera una imagen resplandeciente de Cristo en el lugar. La Iglesia de la Ermita fue construida en el lugar donde supuestamente apareció la imagen, junto al Puente de los Suspiros. Los arboles y las farolas dan al lugar un aire mágico y especial, que se hace aún más notable cuando cantan los pájaros.

En Barranco se concentran los escritores, pintores y músicos que buscan inspirarse en el paisaje. Hay muchos que vienen a descansar y tienen casas en el borde de los acantilados. Por la Plaza San Francisco , la Avenida Sáenz o las Calles Junín y Ayacucho se ve lo mejor de Barranco a pie.

Fotos: flickr